A CADA PROBLEMA, SU TRATAMIENTO

En la clínica de medicina estética Ortega y Gasset atendemos las necesidades específicas de cada paciente.

ARRUGAS

El paso del tiempo se manifiesta en la piel del rostro con líneas de expresión, arrugas y pliegues cutáneos marcados. Inevitablemente nos afectan a todos a partir de un momento de nuestras vidas, pero su temprana aparición y sus características dependen de factores genéticos, ambientales y de los cuidados que haya recibido.

Al inicio del proceso de envejecimiento, las arrugas son finas y orientadas en una sola dirección. Habitualmente, están localizadas en las zonas de expresión, donde se producen movimientos faciales repetitivos o donde hay mayor actividad muscular (cuando se sonríe o se frunce el ceño). Es decir, en la frente, el entrecejo, el contorno de los ojos (“patas de gallo”), alrededor de los labios (“código de barras”), en la comisura de la boca, de la boca a la barbilla y en el mentón. Más tarde, las arrugas son más profundas, se cruzan entre sí y se vuelven más visibles.

Los tratamientos que recomendamos para retrasar de forma natural el paso del tiempo y mejorar, y corregir la apariencia de las arrugas son:

FLACIDEZ

La flacidez es consecuencia del propio proceso de envejecimiento, pero también puede deberse a otros factores. Suele manifestarse en el cuello, la cara interna de brazos y piernas, el abdomen y los glúteos.

Entre ellos, los embarazos, los cambios de peso bruscos, los cambios hormonales, la vida sedentaria o el propio peso de los tejidos son causantes de la flacidez.

Los tratamientos que recomendamos:

MANCHAS

Las manchas son coloraciones oscuras o blancas que aparecen en la piel. Pueden aparecer, en el caso de las manchas oscuras, por un exceso de producción de pigmentación (melanina) por parte de las células de la piel encargadas de producirla (los melanocitos); o bien, en el caso de las manchas blancas, debido a la pérdida de capacidad de los melanocitos para fabricar el pigmento.

Las manchas solares o manchas de la vejez son consecuencia directa de la exposición solar. Suelen ser de color marrón o negro y tienden a aparecer a medida que se envejece, siendo más frecuentes si se ha tomado mucho el sol.

Otro tipo de mancha es el melasma, también conocido como cloasma o la máscara del embarazo. Puede ser de color marrón claro u oscuro.

Por otra parte, existen manchas localizadas y oscuras que no tienen nada que ver con el sol y que pueden estar presentes desde el nacimiento o la infancia.

Todas las manchas pueden tener una afectación importante a nivel estético, actualmente existen diferentes técnicas con resultados muy satisfactorios para eliminarlas.

No obstante, cualquier mancha en la piel tiene que ser valorada previamente antes de iniciar cualquier tratamiento.

Los tratamientos que recomendamos:

ESTRÍAS

Las estrías son un tipo de cicatriz que se produce cuando hay un rápido estiramiento de la piel.

Se caracterizan por ser áreas irregulares de la piel, en forma de franjas o líneas que primero suelen ser rojizas y que se acaban volviendo blancas. Aparecen generalmente en el pecho, las caderas, los muslos, los glúteos o el abdomen. Las estrías pueden ser ligeramente profundas y presentar una textura diferente de la piel del alrededor.

Este rápido estiramiento de la piel se da cuando una persona está creciendo (en la pubertad), se aumenta de peso en poco tiempo, durante el embarazo o en ciertas afecciones o enfermedades.

Cuando esto pasa, se pueden romper las fibras de colágeno – que son las que determinan la capacidad de estiramiento de la piel – o separarse excesivamente unas de otras, formando las estrías.

Los tratamientos que recomendamos para mejorar y suavizar su coloración y su aspecto son tratamientos que persiguen la estimulación del colágeno y la regeneración del tejido afectado.

CELULITIS

La celulitis es un problema cosmético, no médico, pero que preocupa mucho a la mujer. Consiste en la aparición, principalmente en los muslos y nalgas, de acumulación de grasa y cambios en el tejido conjuntivo, que origina el típico aspecto de piel de naranja.

Es más frecuente en mujeres que en hombres y aumenta su presencia por la genética, con la edad, por el debilitamiento del tejido conectivo y por la influencia de los cambios hormonales.

Puede estar presente, aunque con menos frecuencia, en brazos, caderas y abdomen, en personas jóvenes y no estar asociado necesariamente con el sobrepeso.

La grasa y su forma típica de lobulillos aumenta, la piel se debilita por el paso del tiempo, la microcirculación disminuye, la falta de ejercicio enlentece también el drenaje del tejido, y el colágeno cambia creando trayectos fibrosos perpendiculares, formando en el relieve de la piel el típico patrón de piel de naranja.

ADIPOSIDAD LOCALIZADA

Se define como un depósito de grasa normal en forma y función localizada, que provoca un aumento visible de volumen y por consiguiente una pérdida de armonía.

Las causas pueden ser varias desde genéticas, constitucional o por aumento del número de adipocitos o por el incremento del volumen de las células grasas, generalmente relacionadas con el sobrepeso, obesidad y el sedentarismo.

Estas adiposidades se caracterizan por presentar una capa de grasa profunda bien delimitada, diferente de la superficial o piel de naranja. La mayoría de las veces su eliminación es mediante liposucción.
Puede estar localizada en los miembros inferiores: trocantes (cartuchera), muslos, pantorrilla y tobillos, glúteos, caderas, abdomen, espalda, línea del flotador, nuca, papada y brazos.

BRAZOS CELULITIS

La celulitis en los brazos, sobre todo en las mujeres, se presenta generalmente en su cara externa y suele ir asociada a flacidez. Las causas suelen ser la pérdida de tonificación de los músculos ubicados en esa zona de las extremidades superiores y la acumulación de tejido adiposo.

En algunas mujeres aparecen esos bultos y hoyuelos en casi toda la extensión del brazo, preferentemente en las que tienen sobrepeso y se han debilitado tanto el colágeno como la elastina (fibras de sostén).

Los tratamientos que recomendamos son:

BRAZOS FLACIDEZ

Los músculos tonificados ayudan a tener un cuerpo en forma y agradable, pero el paso del tiempo hace aparecer los primeros signos de flacidez, sobre todo a partir de los 30 años.

La falta de ejercicio, el aumento de peso, los embarazos, el descenso de peso brusco, los cambios hormonales o la mala alimentación pueden ser las causas de que esta zona de los brazos aparezca con la apariencia de “piel colgando” y que se esconda de todas las miradas, para evitar suspender en lo que se conoce popularmente como la “prueba del aplauso”.

Los tratamientos que recomendamos son:

LABIOS

A medida que cumplimos años, se pierde la elasticidad de los tejidos y la grasa se desplaza marcando pliegues y arrugas. El labio superior se alarga, las comisuras descienden, y la parte roja pierde volumen y elasticidad, como consecuencia también de la atrofia y alargamiento del músculo orbicular del labio.

A partir de los 50 años, el envejecimiento del labio se hace más evidente, se pierde el detalle, se aplana el filtrum y las arrugas periorales se hacen más notables.

La boca, junto con la nariz, es una de las zonas determinantes de la personalidad de cada rostro. Un labio bonito, según los parámetros de la belleza, se distingue por un aspecto más grueso, simétrico, con contorno más definido y un arco de cupido ligeramente prominente.

Fumar y exponer la piel al sol ponen en peligro esta zona extremadamente sensible.

Los tratamientos que recomendamos son:

ACNÉ

Con el término acné nos referimos habitualmente a un número importante y muy diferente de erupciones de lesiones que aparecen en la piel. Es un trastorno inflamatorio crónico del folículo pilosebáceo que generalmente afecta a la cara, el cuello, el escote y los hombros. Suele ser más severo en los hombres que en las mujeres.

El factor hormonal, el factor microbiano y la utilización de algunos medicamentos, cremas o cosméticos son causas de acné.

El estudio dermatológico es fundamental para establecer el tratamiento de base tópico y/o antibiótico más adecuado:

  • Los peelings químicos favorecen la eliminación de células e impurezas retenidas en los conductos pilosebáceos y cierra los poros.
  • Cuando las lesiones cicatriciales son planas, no puntiformes, se pueden rellenar con ácido hilaurónico, porque además de ayudar a recuperar el volumen de piel perdido, al mismo tiempo estimula la fabricación de colágeno.
  • En casos severos de acné, también pueden requerir la aplicación de láser fraccional ablativo y no ablativo 1540 para reducir la cicatriz y así estimular aún más la colagenización.

Los tratamientos que recomendamos son:

OJOS

La superficie más fina y frágil de cualquier rostro reside en el contorno de ojos. Ahí es donde se encuentran los primeros signos de envejecimiento facial de cualquier persona.

Es una zona en la que se refleja además nuestro bienestar general. La piel de los párpados superiores e inferiores van perdiendo con el tiempo su elasticidad, dando paso a las primeras arrugas, manchas y en el ángulo externo del ojo a las temidas patas de gallo.

El contorno de los ojos está en continuo movimiento. Parpadeamos unas diez veces por minuto y se ve afectado por todas nuestras expresiones: risa, llanto, sonrisa…

Fumar y exponer la piel al sol ponen en peligro esta zona extremadamente sensible.

Los tratamientos que recomendamos

CUELLO - ESCOTE

El escote y el cuello son los grandes olvidados a la hora de cuidarnos, como si no existieran, los descuidamos y no los hidratamos ni los protegemos cuando tomamos el sol. Sin embargo, se vuelven muy atractivos cuando están en perfecto estado.

La piel del escote es mucho más fina que la de la cara y la grasa de la capa hidrolipídica es más pobre, lo que provoca que se haga más sensible al paso del tiempo.

La piel se deshidrata y cambia , apareciendo los típicos signos de flacidez, envejecimiento, manchas y arrugas.

Los tratamientos que recomendamos

EXCESO DE SUDORACIÓN

Sudamos de manera constante durante las 24 horas de día, lo que implica una pérdida de agua apenas perceptible que sirve para estabilizar la temperatura del organismo y eliminar toxinas.

No obstante, hay personas que padecen una sudoración excesiva o hiperhidrosis, que puede provocarle distintas situaciones desagradables en su vida cotidiana. Son personas que manchan rápidamente la ropa y / suelen tener las manos húmedas.
El tratamiento con toxina es relativamente sencillo y muy poco traumático, reduciendo la sudoración durante un tiempo más o menos prolongado, hasta 8-12 meses.

Los tratamientos que recomendamos

RECUPERACIÓN DEL EMBARAZO

Los cambios durante el embarazo suelen manifestarse en un aumento de las mamas, mayor facilidad a pigmentarse la cara, a formarse estrías por la rotura de las fibras elásticas y al incremento de la transparencia de la red venosa superficial.

La piel se intensifica en turgencia y volumen, debido a la retención de líquidos favorecida por los cambios hormonales.

El aumento de la irrigación sanguínea produce enrojecimiento de las palmas de las manos y de los pies y pueden aparecer pequeñas arañas vasculares y puntos rubí.
Durante el embarazo pueden aparecer dermatosis o enfermedades de la piel propias de este estado. Otras dermatosis o imperfecciones con repercusión estética muy usuales en el embarazo y que no desaparecen después y que requieren prevención o tratamientos posteriores, son las estrías y el melasma o “paño”, como se le conoce popularmente.

Las estrías aparecen en el 50-90% de las embarazadas. Se producen al romperse la dermis y son más normales en mujeres de piel oscura y se localizan en ombligo, cadera y muslos.

Los tratamientos que recomendamos

OBESIDAD Y SOBREPESO

La obesidad se considera actualmente una enfermedad crónica, ya que el número de casos que aparecen se incrementa considerablemente.

En España las cifras son preocupantes. Dos de cada tres hombres tienen sobrepeso y una de cada seis personas padece obesidad.

Existen numerosas evidencias del peligro para la salud del exceso de peso, ya que puede potenciar otras enfermedades como la diabetes, problemas cardiovasculares, desgaste en articulaciones, etc.

Por otro lado también puede provocar un gran malestar a nivel psicosocial e impacto en la autoestima del paciente.

Mantener un peso saludable desde edades tempranas es fundamental y en la Clínica Ortega y Gasset, creamos un enfoque personalizado, a través del test genético NUTRINCODE® podemos conocer las variables que influyen en el peso corporal e individualizar el tratamiento para crear el más adecuado y efectivo en cada caso.

Los tratamientos que recomendamos

ASESORAMIENTO DERMOCOSMÉTICO

En nuestros programas de tratamiento incluimos siempre consejo cosmético porque la falta de cuidados en este sentido también contribuye al envejecimiento de la piel. Mantener la calidad y cualidades de la piel en perfecto estado forma parte de la belleza.

Los cosméticos utilizados deben ser los adecuados en cada momento debido a que las circunstancias personales y los cambios de estación hacen que las necesidades cosméticas cambien. No se necesitan los mismos cosméticos en verano, antes y después de un tratamiento, o según el momento de la vida hormonal en la mujeres.
Cada estación el año puede pedirnos una cosmética diferente.

El nuevo concepto de cosmética preventiva implica la administración regular y constante de activos para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. Otro aspecto que contemplamos es la integración nutricional en la cosmética o nutricosmética, el empleo de suplementos alimentarios que proporcionan a la piel y al cabello los elementos indispensables para que se presenten sanos y radiantes.

ONCOLOGÍA ESTÉTICA

Es una nueva especialización multidisciplinar que tiene como fin ayudar a los pacientes oncológicos a mejorar su calidad de vida, autoestima e imagen.

La imagen corporal es una necesidad del paciente oncológico. los cambios físicos que se producen como consecuencia de la enfermedad o los tratamientos, pueden asociarse a una insatisfacción corporal, a un deterioro en la percepción de la imagen corporal y suelen ir acompañados de un descenso de la autoestima, colocando a la persona en una situación de alta vulnerabilidad psicológica.

Objetivos de los tratamientos:

  • Destacar la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz.
  • Prevención del cáncer desde los hábitos saludables.
  • Conocer las posibilidades de prevención de las complicaciones relacionadas con los tratamientos.
  • Tratamiento de la alteraciones de la piel producida por los tratamientos:
    • Envejecimiento precoz.
    • Aumento de la sequedad y deshidratación cutánea.
    • Modificaciones de la sudoración.
    • Fragilidad capilar.
    • Modificaciones de la calidad/cantidad de pelo y uñas.
    • Alteraciones pigmentarias.
    • Modificaciones de la grasa corporal.
    • Modificaciones de la musculatura corporal
    • Dismorfismos corporales.
  • Potenciar las posibilidades terapéuticas de la imagen:
    • Preparar la piel para Radioterapia o cirugía.
    • Test de alergia, y diseño de Micropigmentación para cejas.
    • Evaluación Nutricional. Recomendaciones dietéticas.
    • Consejos de dermocosmética.
  • Reparar las secuelas de la enfermedad sobre la imagen corporal y facial:
    • Análisis de debilidades y fortalezas.
    • Perfil de necesidades estéticas.
    • Morfología y visajismo del rostro y sus elementos.
    • Teoría de la potenciación/compensación.
    • Técnicas de visajismo adaptadas a las necesidades del paciente.